"Clama el viento y ruge el PENSAR"

Author: Joselo Jacquier

Las Malvinas son argentinas... POR DERECHO
Yo nací en el '84, exactamente: dos años, cuatro meses y 14 días después de la guerra de Malvinas.
No me tocó vivir esa experiencia ni de cerca -no fui a la guerra-, ni de lejos -ningún familiar mío tuvo que ir a pelear-. ¿Son estas circunstancias coyunturales suficientes para no poder reflexionar sobre un hecho "del pasado reciente"? Considero que no, porque como bien dice el título que le puse a esta reflexión: "ruge el PENSAR".
Por otra parte, considero que cuando el pensar filosófico se lo "utiliza" para tener un conocimiento más profundo de ciertas realidades éste resulta el más útil de todos los conocimientos, en cambio, si tras él hay un montón de fines ya sean políticos, económicos, sociales, culturales, religiosos, este pensamiento -que solamente busca defender una postura y no encontrar la verdad- se vuelve basura, basofia pseudo racional.
Por eso, quería invitarles a que pensemos -tratando de dejar de lado las pasiones- sobre qué es una guerra.
¿Qué es una guerra?
Una guerra es una situación extraordinaria de impunidad concentida.
Mientras que un soldado en su patria no puede deliberadamente matar a otro -ya sea conciudadano o extranjero-, porque el asesinato es condenado por las leyes penales; durante el tiempo que dure una guerra le es lícito matar a otro ¡y más! a cuanto más enemigos mate mejor es.
Podemos afirmar que una guerra es un conflicto entre bandos -ya sean Estados, grupos, movimientos diversos-, que tiene como fin el aniquilamiento de las fuerzas contrarias para someterlas al dominio del vencedor. Así tenemos vencedores y vencidos.
¿Quiénes son los vencedores y quiénes los vencidos?.
Jamás lo podrán ser los ciudadanos -cada uno de los individuos de un Estado-, ya que estos por sí solos no declaran una guerra.
Los vencedores y los vencidos siempre son los Estados, motivo por el cual la muerte de un soldado no significa la derrota.
Un Estado es vencido cuando se le terminan las fuerzas que lo defienden.
Un Estado es vencedor cuando sus fuerzas superan a las de su enemigo y éste es aniquilado o se rinde.
El soldado y la guerra
Situación injusta es la de un soldado que pelea una lucha que tal vez no la desee, pero no puede evitar el conflicto.
Porque los que van a la batalla son los defensores del Estado, los que mueren son los defensores y tambien son ellos los que matan al enemigo.
Si el soldado combate en una guerra que no es la suya -porque es del Estado- no es asesino ni es asesinado. Esos cargos les corresponden más bien a los estados en conflicto, porque el soldado no puede desobedecer una orden.
En una guerra, como en el caso de Malvinas, el ejercito argentino no tenía como enemigo al ejercito británico. En ese conflicto los enemigos eran Argentina e Inglaterra que llevaron a derimir una situación política mediante un conflicto armado.
Por eso considero que la guerra siempre es injusta e infructuosa. Injusta porque los que derraman su sangre lo hacen por un conflicto entre Estados; e infructuosa porque entre pueblos civilizados debe primar el derecho al conflicto armado.

 

0 Response to “"Clama el viento y ruge el PENSAR"”

Leave a Reply